Houston, tenemos un problema…

Y por Houston me refiero a los fabricantes de móviles, por que mientras el tiempo pasa y los fabricantes de móviles nos inundan de estos, los usuarios estamos tardando más en cambiar de móvil.

Y no es para menos, que la economía no esta para derrochar, aun que el marketing y necesidad de encajar en la sociedad nos diga que si, no es así. El mercado de los smartphones lleva años imponiéndose un ritmo absolutamente frenético, las principales terminales de cada marca se renuevan cada año, en ocasiones en cuestión de meses, y si contamos también las gamas medias y baja obtenemos un número interminable de modelos que llegan a las tiendas prácticamente todos los días.

Pero la tendencia es una realidad, y nos dice que en los últimos tres años el plazo para cambiar de teléfono móvil ha aumentado cuatro meses. Estados Unidos, China, Francia, Alemania, Reino Unido Italia o España han sido los territorios estudiados para llegar a esta conclusión, y la conclusión es que se cambia de teléfono cada 20 meses y medio, mientras que hace sólo tres años tardábamos poco más de 15 meses en adquirir un nuevo dispositivo.

La frecuencia media de cambio es distinta para cada país pero las diferencias son mínimas. Desde los 20,2 meses de un país como China, el principal productor mundial de terminales y también el mayor mercado para consumirlos, hasta los 22,7 meses de media que encontramos en USA, con una particular forma de interactuar con las operadoras, que prácticamente lo condiciona todo. La cifra tope, Gran Bretaña con 23,4 meses. Casi dos años.

La mayor durabilidad de los teléfonos móviles, el aumento de su potencia y, por tanto, de su vida útil y la crisis que ha azotado medio planeta durante los últimos años. Todos los factores han influido para que ahora tardemos más en cambiar de teléfono móvil que antes. ¿Significa esto que la industria del teléfono móvil ha alcanzado su punto de madurez? ¿será que les esta pasando como a los equipos de computo?, que bueno ahora tardamos años en cambiarlos o ni eso por que muchos lo hemos sustituido con el mismo móvil.

Yo por ejemplo, tengo un iphone 6, ya se que salio el 7, 8 y X, pero no pienso cambiar un teléfono que me esta funcionando correctamente solo por complacer mi ego y el quedar bien con los demás, creo que tengo otras prioridades antes de cambiar mi smartphone.

Me encantaría que me dejaran sus comentarios, ¿son de los que van con el marketing (moda) o son de los que valoran más las utilidades que les dan los productos?