NO es NO.

No es No, así puntual y si eres de los que no entienden, comprenden o procesan la palabra NO, te invito a ver este vídeo… quizás así logres comprenderlo. Un vídeo de 2015 que hoy sigue teniendo gran repercusión.

La premisa es sencilla: prepara una taza, si tu acompañante dice sí, ofrécesela. Si dice no, no le obligues. Si primero aceptó, pero luego dudó, no [email protected] fuerces. Si por la noche quería y por la mañana ya no, no insistas. Si está inconsciente, ni lo intentes. Si en un momento de consciencia afirmó y luego se desmayó, no sigas. Por pueril que parezca la metáfora, si a nadie se le ocurriría forzar a otra persona a beber cuando no quiere o no puede, ¿por qué resulta tan complicado trasladarlo al sexo?